Alerta por ‘tarjetas blancas’, ¿qué son y cómo evitarlas?

En la Ciudad de México (CDMX) se activó una alerta cibernética por las denominadas ‘tarjetas blancas’, con las que delincuentes cometen fraude a quienes las adquieren.

La Policía Cibernética de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), identificó grupos y perfiles en redes sociales que ofrecen la venta de tarjetas de crédito posiblemente robadas, así como las denominadas «tarjetas blancas”.

Dichos ‘plásticos’ simulan ser tarjetas bancarias clonadas, completamente blancas, con un chip integrado y marcadas con un «NIP» o códigos.

 

Los ciberdelincuentes aseguran que al ingresarlas en un cajero automático y colocar dicho código, otorgan grandes cantidades de dinero, sin embargo, estas tarjetas resultan ser fraudulentas, ya que los internautas las reportan en los mismos grupos al intentar adquirirlas”, advirtió la SSC.
Fraudes financieros en CDMX
En lo que va del año, de los reportes recibidos por la Policía Cibernética el 24 por ciento está relacionado con fraudes financieros, donde se incluye el phishing.

Las estrategias de fraudes financieros abarcan una amplia variedad de tácticas, desde el phishing hasta el fraude con tarjetas de crédito.

Recomendaciones
Por lo anterior, la SSC emite las siguientes recomendaciones con el objetivo de prevenir y evitar ser víctima de fraudes financieros:

Revisar regularmente los estados de cuenta bancarios y tarjetas de crédito para detectar cualquier actividad sospechosa o no autorizada.
Utilizar contraseñas fuertes y únicas para cuentas financieras.
Evita reutilizar contraseñas y cambiarlas periódicamente.
Activar la autenticación de dos factores siempre que sea posible.
Identificar correos electrónicos o mensajes sospechosos que puedan ser intentos de phishing.
No hacer clic en enlaces ni proporciones información confidencial a menos de estar seguro de la autenticidad.
Mantener actualizado el software, antivirus y aplicaciones para protegerse contra vulnerabilidades de seguridad conocidas.
Usar conexiones seguras y evita realizar transacciones financieras en redes Wi-Fi públicas o no seguras.
Confirmar la legitimidad de las llamadas antes de proporcionar cualquier detalle.
Configurar alertas para recibir notificaciones por correo electrónico o mensajes de texto sobre actividades inusuales en tus cuentas financieras.