Biden asegura venganza por muerte de militares

WASHINGTON.— Estados Unidos dará una respuesta al ataque con dron que mató a tres militares estadunidenses e hirió a otros 25 en Jordania, advirtió el presidente Joe Biden.

 

Tuvimos un día difícil anoche en Oriente Medio. Perdimos a tres almas valientes”, dijo Biden durante un viaje al estado de Carolina del Sur, antes de advertir que su país “responderá” al ataque.
Que no haya dudas, haremos responsables a los involucrados en el momento y de la forma que elijamos”, añadió.
El mandatario aseguró además que investigan los hechos, pero “sabemos que (el ataque) fue ejecutado por grupos militantes radicales respaldados por Irán, que operan en Siria e Irak”.

 

 

Jordania negó que el ataque hubiese tenido lugar en su territorio y afirmó que ocurrió en una base militar en territorio sirio.

El “ataque dirigido contra las fuerzas estadunidenses no tuvo lugar en Jordania (…) Su objetivo fue la base de Al Tanf en Siria”, una base estratégica de la coalición antiyihadista, cerca de las fronteras jordana e iraquí, declaró Muhanad Mubaidin, portavoz del gobierno jordano, en la televisión estatal.

El vocero de Hamás, Sami Abu Zuhri, dijo que la muerte de los soldados “es un mensaje para el gobierno estadunidense, de que, a menos que el asesinato de inocentes en Gaza se detenga, podría enfrentarse a toda la nación” musulmana.

La continuación de la agresión estadunidense-sionista en Gaza podría causar una explosión regional”, añadió en una declaración.
Estados Unidos y fuerzas aliadas en Irak y Siria fueron blanco de más de 150 ataques desde mediados de octubre, según el Pentágono. Se trata de una repercusión directa de la guerra en Gaza entre Israel, aliado EU, y Hamás, respaldado por Irán.

Además, desde enero Estados Unidos bombardea, con apoyo del Reino Unido, posiciones de los rebeldes hutíes de Yemen, un grupo proiraní que ataca a buques mercantes internacionales en el Mar Rojo y el golfo de Adén.

Otro frente en la guerra en Gaza ha sido en Líbano, contra Hezbolá.