Decenas de niños de la colonia Topahue son beneficiados con calzado nuevo

Para apoyar a las familias vulnerables que residen en la colonia Topahue, los integrantes de la iglesia Manantial de Vida abrieron un comedor comunitario en donde todos los sábados sirven desayunos a los niños y las niñas y esta semana repartieron regalos por la celebración navideña.

La pastora de la iglesia, Alma Guerrero, dio a conocer que por parte de Manantial de Vida se llevan a cabo actividades altruistas con las que se ayuda a las personas en situación de calle y migrantes en el centro de la ciudad y también a familias de la periferia.

Comentó que, en el marco de la Navidad, se entregaron 30 pares de tenis nuevos a los niños y las niñas que los sábados asisten al comedor comunitario en el templo de avenida España y calle 13.

Los zapatos deportivos fueron donados por miembros de una iglesia de Somerton, Arizona. Además, el fin de semana anterior Manantial de Vida entregó juguetes a los niños y las niñas, y les ofreció desayuno, así como una tarde de proyección de películas infantiles y hot dogs.

Suscríbete a nuestro canal y mantente informado sobre lo que sucede en San Luis, su valle y el Golfo de Santa Clara

Alma Guerrero dijo que desde hace 6 años, a través de la iglesia Manantial de Vida, se ofrece ayuda a las familias vulnerables y hace 2 meses se abrió el comedor comunitario en donde todos los sábados se sirven desayunos a la niñez, con la colaboración de los miembros de la iglesia y de los padres y madres de familia de la colonia Topahue, ya que son ellos quienes se encargan de preparar los alimentos.

Con la apertura del comedor comunitario “Leche y Miel” se beneficia, cada semana, a un promedio de 35 niños, pero en ocasiones se han servido hasta 50 desayunos, destacó la pastora.