Domina el caos en el nuevo caso Ayotzinapa

Tras la confirmación del presidente Andrés Manuel López Obrador de la fuga del policía estatal de Guerrero involucrado en la muerte de un normalista de Ayotzinapa, el jueves pasado, el caos se desató en la capital del estado, ante una protesta de estudiantes de la normal en la Fiscalía estatal.

“Ayer, el presunto responsable del asesinato del joven de la normal de Ayotzinapa se fugó, el policía, y se está haciendo la investigación”, dijo el mandatario en su conferencia Mañanera.

Poco después del anuncio del Presidente, normalistas de Ayotzinapa atacaron las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) en Chilpancingo, capital de la entidad.

Previamente, trabajadores del Palacio de Gobierno y del Congreso del Estado fueron desalojados de sus oficinas por temor a las protestas, que se enfocaron en la FGE principalmente.

Cerca de las 10:20 horas, los estudiantes llegaron a bordo de varios autobuses a las instalaciones ubicadas en la colonia El Potrerito, donde lanzaron petardos y quemaron al menos ocho vehículos oficiales y de trabajadores y vandalizaron otros cuatro.

Te puede interesar: En la elección del 2 de junio está en juego la sobrevivencia del régimen democrático advirtió, Xóchitl Gálvez

Los jóvenes también incendiaron una camioneta más sobre los carriles norte del encauzamiento del Río Huacapa.

Se reportó que 15 policías antimotines de la Guardia Nacional que resguardaban el inmueble resultaron lesionados por estos hechos y que el escuadrón antibombas aseguró al menos 10 explosivos sin detonar.

Cerca de las 11 horas los normalistas se retiraron y llegaron policías estatales para sofocar el fuego, además de paramédicos de Cruz Roja y trabajadores de Protección Civil.

Se acusan autoridades

Sobre el tema, el Gobierno de Guerrero denunció que la Fiscalía General del Estado se negó a detener a los policías estatales involucrados en el crimen del normalista de Ayotzinapa, Yanqui Kothan Gómez Peralta.

Esto luego de que la Fiscalía se deslindó de la detención de los policías, incluido el que se fugó tras ser acusado por el homicidio, y culpó a la corporación.

Te puede interesar: AMLO recibe en Palacio Nacional a los reyes de Suecia; es su tercer visita en 40 años

En un comunicado, la FGE acusó que ninguna autoridad puso a disposición a los policías estatales involucrados en los hechos y dijo que ese organismo “no realiza arrestos administrativos, por lo que deberá de aclararse qué autoridad mantenía bajo resguardo a los citados funcionarios estatales”.

La SSP remarcó que desde el primer momento los agentes rindieron su declaración ministerial, sin embargo la Fiscalía no retuvo a los involucrados por al menos 48 horas, no solicitó la ampliación del término, ni tampoco pidió la orden de aprehensión, pese a que son acciones que corresponden a sus facultades.

Añadió que seguirá brindando las facilidades a los requerimientos qué solicite la Fiscalía General de la República (FGR), instancia que atrajo la investigación, en el ánimo de generar las condiciones necesarias para que los hechos no queden impunes.

Te puede interesar: En enero, 2 mil 433 homicidios dolosos; AMLO presume baja del delito

Antecedente

El jueves pasado, un día después de que los padres de los 43 desaparecidos en 2014 levantaran su plantón frente a Palacio Nacional, tras el ataque a una de las puertas del recinto por parte de normalistas, murió por la noche Yanqui Khotan Gómez Peralta.

Los primeros reportes indicaron que Gómez Peralta falleció en un retén ubicado en Chilpancingo, luego de recibir disparos por parte de policías estatales, quienes refirieron que el joven y un compañero iban en un auto robado y que estos abrieron fuego en su contra, lo cual fue rechazado por la madre del joven fallecido.