Fracaso total del ‘Tri’ en la Copa América

SUCESOS EN LINEA

Ciudad de México. México es un fracaso tras otro. Su eliminación en la Copa América ha provocado un reguero de amargura y decepción por las calles de Phoenix, donde ayer empató con Ecuador 0-0 y quedó fuera en la primera ronda, como en el Mundial de Qatar 2022. Fue como si una parte del equipo se apagara junto con su entrenador Jaime Lozano. Si los resultados marcan el rumbo de un proceso, ahora el cargo de Jimmy parece no tener dueño.

“El objetivo que hemos planteado es llegar al menos a semifinales”, declaró en febrero el presidente de la Federación Mexicana de Futbol, Ivar Sisniega. La última vez que eso ocurrió fue en Venezuela 2007, cuando el representativo tricolor quedó en tercer lugar. Este año la eliminación llegó en sólo tres partidos. Con Venezuela ya calificada en el Grupo B, la única forma de avanzar a los cuartos de final contra la campeona Argentina era con un triunfo. Una obligación que sólo hizo acelerar su derrumbe.

Ante miles de aficionados mexicanos en las gradas del estadio de la Universidad de Phoenix, el partido del Tricolor no ayudó a ser optimistas. Por decisión del cuerpo técnico, los zagueros Israel Reyes y Jesús Orozco Chiquete realizaron ejercicios de calentamiento desde el silbatazo inicial debido a que el titular César Montes jugó infiltrado. Cualquier movimiento en falso del elemento sinaloense podía derivar en una recaída y ocasionar su cambio inmediato, sin importar la hora. Si ya tenía suficientes preocupaciones, Lozano agregó con ésta una más desde los primeros minutos.

Como en esas viejas pesadillas de otros Mundiales, el ex futbolista de Pumas probó algo nuevo sin demasiadas certezas: en lugar de amasar la pelota con Uriel Antuna, prefirió ingresar a César Huerta a la espera de que sucediera algo y se abriera un resquicio. El Chino, muy lejos del nivel que alguna vez alcanzó con Pumas en la Liga Mx, intentó marcar diferencia con su velocidad, pero protagonizó más reclamos al árbitro guatemalteco Mario Escobar que acciones de peligro en el área de Alexander Domínguez.

 

En más de una hora del encuentro, el arquero de la Liga Deportiva Universitaria no se ensució ni siquiera los guantes. Al ser tan poco determinado en el ataque, el combinado tricolor depositó sus esperanzas en algún fallo arbitral. Huerta y Gerardo Arteaga, en acciones precedidas de un centro al área, reclamaron un par de faltas de los defensas ecuatorianos, pero el sistema de videoarbitraje aclaró que ninguna de ellas era válida.

A pesar de ser cuestionado por su falta de gol, Santiago Giménez sumó como ellos un esfuerzo extra, más desde la voluntad que de la confianza de su entrenador.

En un remate de larga distancia del colombiano-mexicano Julián Quiñones, el delantero del Feyenoord estrelló la pelota en el poste luego de más de 65 minutos sin claridad frente al arco. El 17 de julio cumplirá un año sin anotar con la selección desde la Copa Oro, contando encuentros amistosos, de la Liga de Naciones de Concacaf y la Copa América.

Para evitar cuanto antes llegar al punto crítico del reloj, justo cuando el grito de “¡Sí se puede, sí se puede!” empezó a retumbar en las gradas, Lozano hizo lo que sus críticos tanto pedían: modificar el rígido esquema táctico de sus partidos. Tras el ingreso de Uriel Antuna, el equipo nacional compitió por primera vez con dos delanteros de referencia, Giménez y Quiñones, los más buscados en los servicios desde las bandas.

 

El golpe de Jimmy en el tablero generó una pequeña esperanza, aunque esta se fue diluyendo en la recta final en medio de errores y un clima de nervios.

De la misma manera que en el Mundial de Qatar 2022, México se despidió de la Copa América sin pasar de la fase de grupos. Tras caer con Venezuela (0-1) y vencer a Jamaica (1-0), el cuadro aún dirigido por Jimmy Lozano sumó cuatro puntos de nueve y quedó atrás de Ecuador por diferencia de goles (4 unidades) y lejos de la líder Vinotinto (9).

Producto del enfado y la frustración, el público mexicano arremetió contra el portero ecuatoriano con el grito discriminatorio, incluso después de que el silbante echara para atrás un penal marcado en tiempo de compensación mediante el VAR.

“Cuando hay objetivos que no se cumplen, es natural que existan dudas”, señaló Jimmy Lozano en conferencia de prensa.

“No importa quién esté ni la trayectoria que tenga. Si los jugadores creyeron hasta el final, yo creo que es por algo. No es fácil generar esta unión que tuvieron en la Copa. Hay un informe que, en dos semanas, entregaré a Duilio (Davino), Ivar (Sisniega) y Juan Carlos (Rodríguez), y la decisión de seguir no me corresponde a mí. Hoy nos quedamos en la orillita”.


SUCESOS EN LINEA

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist