Fuego arrasa el suelo colombiano; asola la capital

Unos 40 parques naturales, senderos ecológicos y miradores en Bogotá cerraron el acceso al público debido a la contaminación del aire provocada por incendios, informó la alcaldía de la capital colombiana ayer.

 

Debido a la alerta por la calidad del aire permanecerán cerrados nuevos parques y escenarios durante el fin de semana”, indicó el gobierno local en X sobre un hecho declarado ya como “desastre natural” por la presidencia.
La cadena montañosa que limita la ciudad de unos 8 millones de habitantes hacia el este ha sido golpeada desde el lunes por cuatro focos de incendios, la mayoría de ellos ya bajo control.

Hasta el viernes, ardía la cima del cerro El Cable, a unos 900 metros de un barrio popular.

El fuego ha arrasado 17 mil 192 hectáreas en todo Colombia en los últimos tres meses, debido a la sequía ligada al fenómeno de El Niño. Según el ministerio de Ambiente, una veintena de puntos siguen activos en el país, en medio récords de calor.

Las conflagraciones afectan bosques, cosechas y ecosistemas montañosos en los que nace el agua. En Bogotá, las autoridades recomiendan evitar salir a la calle y usar mascarillas.

Los habitantes del centro de la capital se quejan del olor a quemado y el humo, que les ha impedido realizar actividades al aire libre.

En tanto, en Argentina los bomberos combaten un incendio forestal en el Parque Nacional Los Alerces, en la Patagonia argentina, que ya arrasó casi 600 hectáreas en medio de altas temperaturas estivales.

El fuego está fuera de control”, declaró Mario Cárdenas, jefe del departamento de Incendios, Comunicaciones y Emergencias (ICE) del parque, declarado patrimonio mundial de la Unesco en 2017. Dijo que el incendio, que se inició el jueves por la noche, pasó de afectar unas 65 hectáreas a abarcar 577 hectáreas de bosques, saliéndose ya de la jurisdicción del parque.
Los escenarios y parques que se mantienen cerrados de manera preventiva, mientras esté en vigencia la alerta ambiental”, señaló la alcaldía.