Invitan a participar en las Fiestas Patronales del Santuario de Guadalupe

Dieron inicio las actividades encaminadas a la celebración de las fiestas patronales en honor a la Virgen de Guadalupe, dentro de las cuales se están realizando peregrinaciones con la participación de la comunidad católica de esta ciudad.

De acuerdo a lo informado por Lorena Urías Mena, integrante del consejo económico del Santuario de Guadalupe, el 12 de diciembre se conmemora el Día de la Virgen de Guadalupe quien también es llamada “Morenita del Tepeyac”.
Por tal motivo, dijo, cada año, en el marco del 12 de diciembre, se llevan a cabo una serie de eventos en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe que se localiza en la avenida Madero y calle 10.

Del 10 al 12 de diciembre se realizará una “kermés” en la que habrá venta de antojitos mexicanos en apoyo al templo; además el día 11 a las 21:00 horas se rezará el Santo Rosario y a las 22:00 horas se oficiará una misa solemne y se cantarán las mañanitas a la Virgen de Guadalupe. Además, en el transcurso del día habrá música en vivo.

Lorena Urías agregó que el lunes 12 de diciembre se efectuarán misas a las 8:00, 10:00, 12:00, 13:00, 14:00, 16:00, 18:00 y 20:00 horas y continuará la “kermés” de las 8:00 de la mañana a las 12:00 de la noche.

Destacó que en las peregrinaciones participa la comunidad católica de los diferentes templos, entre los que destacan Sagrada Familia, Rectoría Sagrado Corazón de Jesús, Santa Eduviges, San José Obrero, Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, Divino Niño Jesús, Cristo Rey, Inmaculada Concepción, Nuestra Señora de Fátima, Espíritu Santo, Santa Cruz, así como grupos de la iglesia.

Lorena Urías invitó a los sanluisinos a que asistan a las fiestas patronales y formen parte de las peregrinaciones que se están llevando a cabo. Indicó que las personas interesadas en conocer las actividades que se están realizando, pueden ingresar al facebook: Santuario de Guadalupe.

De acuerdo a la página de internet: catholic.net, el Día de la Virgen de Guadalupe se debe a que un sábado de 1531 a principios de diciembre, un indio llamado Juan Diego, iba muy de madrugada del pueblo en que residía a la ciudad de México a asistir a sus clases de catecismo y a oír la Santa Misa. Al llegar al cerro llamado Tepeyac amanecía y escuchó una voz que lo llamaba por su nombre y, en ese momento, vio a