Jodie Foster, exitosa desde chiquita

Entremezclando el mundo del cine con las plataformas de streaming, Jodie Foster ya había sido nominada como Mejor Actriz Secundaria al premio Critics Choice por la producción de Netflix Nyad, la misma noche que estrenó la cuarta temporada de la serie True Detective en la competencia de HBO. Nueve días después fue nominada por quinta ocasión al Oscar en la misma categoría. Y con un perfil mucho más femenino de la serie que habían comenzado diez años atrás Woody Harrelson y Matthew McConaughey, Jodie promete mejorar el nivel de éxito que no pudieron conservar las temporadas anteriores con Vince Vaughn y Rachel McAdams o Mahershala Ali.

¿Imagino que habrás visto la primera temporada de True Detective cuando estrenaron Matthew McConaughey y Woody Harrelson?

Sí, me encanta la serie. No quiero decir que fue el principio del streaming pero True Detective al menos fue el principio de mi adicción al streaming. Es una de esas cosas que no podía dejar de parar de ver. Me encantaba y siempre volví verla.
Por lo que averiguamos, la TV es un rubro donde solías trabajar como actriz 40 años atrás y sabemos que en Netflix incluso habías dirigido un episodio de House of Cards, pero nunca apareciste por streaming como actriz ¿Qué te llevó a mudarte del cine al mundo de las series?

Ya había producido y dirigido bastante en el mundo de la televisión pero es cierto, como actriz es la primera vez desde 1975… demasiado tiempo. Me había acostumbrado a vivir en el mundo del cine. Pero hoy, las historias de narración están realmente en las plataformas de streaming. Es ahí donde hoy se hace el mejor trabajo. Y te dan la oportunidad de explorar personajes, sin encasillarnos en determinado género. El solo hecho de contar con seis episodios también nos brinda la posibilidad de traer voces mucho más nuevas que las tradicionales que solemos ver en cine.
¿Se puede comparar tu nuevo rol de True Detective con el de la famosa detective de El silencio de los inocentes?

Realmente no, no creo que se puedan comparar, aunque la idea es muy bienvenida porque es un género que existe dentro del suspenso, terror  supernatural que se puede llegar a explorar en un drama psicológico, por la intensidad de estas personas. En ese sentido se parece porque hasta la gente que conocimos en Alaska dicen que tienen una historia propia centrada en los indígenas, asegurando que viven la muerte como parte de la cultura diaria.

¿Y después de conocer tanto el trabajo de una detective en la ficción, crees que serías buena en ese trabajo, en la realidad?

¿Si podría ser buena como detective? No. Sería una detective muy mala porque no veo nada de lejos, no puedo distinguir nada. Podrías cambiarte de camisa o agregarte un bigote y yo nunca me daría cuenta.
Con el nuevo título True Detective: tierra nocturna, la serie adelanta un cambio de 360 grados en el mismo estilo de historias policiales, con una temporada que apenas tendrá seis episodios. Y con un mayor presupuesto de 60 millones de dólares, esta vez, Jodie Foster interpreta a la policía de Alaska Liz Danvers acompañada por las tensiones que provoca la exboxeadora (dos veces campeona mundial) Kali Reis, con historias que navegan el pasado y el presente, mientras investigan la desaparición de seis científicos de Alaska (aunque realmente se filmó en Islandia).

¿Qué nos puedes decir de Kali Reis, tu compañera en True Detective?

– El espíritu y la disciplina es algo que lleva muy adentro. No creo que tenga que ver con el boxeo… no tiene miedo de repetir algo una y otra vez, tratando de encontrar una versión diferente. La amo. Pero todo el equipo es excelente. Estoy acostumbrada a filmar películas de larga duración, pero nunca antes había trabajado con una serie de televisión donde realmente se siente como una familia. Todos estuvimos juntos, todo el tiempo, en una ciudad nueva de Islandia. Formamos un buen equipo.

¿Cómo fue filmar en medio de la nieve de Islandia, aunque la historia transcurre en Alaska?

Todo un desafío, como se puede imaginar. Para empezar, teníamos que trabajar de noche, buscando agregarle luz, con todos los elementos de la nieve. Y extrañamente tuvimos a los dioses de nuestro lado. Cuando lo necesitábamos, tuvimos nieve. Y cuando necesitábamos calma, también. Después con Kali nos tomamos vacaciones y  fuimos a la verdadera Alaska, un lugar hermoso y absolutamente mágico, donde se siente a la gente  tan conectada con la naturaleza.

¿Podrían filmar otra serie con las anécdotas del tiempo que pasaron en Alaska o Islandia?

Tal cual, incluyendo el elemento de sobreviviencia. Imagínate la cantidad de gente que muere en lugares como el norte se Alaska o Groenlandia, sólo por no poder sobrevivir. Se siente que hay que tener mucho cuidado si te quedas en el auto o sin gasolina, sabes que puedes llegar a morir en medio de la nada. Es por eso que también atrae a tanta gente. Ni hablar del rodaje con temperaturas por debajo de los 23 grados bajo cero.  Y te aseguro que nuestra actuación en semejante situación, en medio de una escena del crimen, con tan baja temperatura, no fue ninguna actuación (risas).

¿La serie tiene también un lado latino?

¡Sí! Para empezar, la directora Issa López nació en México y el personaje de Kali en realidad es de origen dominicana con un apellido tan latino como Navarro, aunque en la historia ella tiene problemas con el padre. Y la madre se la lleva de República Dominicana a Alaska, donde termina trabajando en la policía.

¿Y el espíritu indígena y la mitología que le agregaron a la historia con Kali?

Es lo que a mí más me interesó. El 80 por ciento de los actores son todos indígenas, de todas partes. Y en la historia realmente tuvimos la oportunidad de aprender al mismo tiempo que la gente, la historia genuinamente centrada en los indígenas, a diferencia del cine donde sólo se suele generar apenas un comentario. Yo quería saber más, porque no es mi voz pero quise apoyarlos asegurándome de que su historia fuera el centro de la serie, para contar sus verdades.

¿Habiendo trabajado como directora, le diste algún consejo a la directora Issa López?

Bueno, dar consejos a otro director no es nunca  asunto mío. Trato de alejarme de ese tema porque nunca tienen que ver con mi personaje o mi actuación. Y como directora a mí me encanta cuando trabajo con otros actores que son directores porque siento que puedo centrar mi vista arriba de la mesa mientras ellos saben lo que puede llegar a salir. Por eso nunca quiero molestar, aunque puede ser que haya momentos en que estoy tomando un capuchino y me doy cuenta de que esa escena no va salir bien (risas). Hay que dejar que la gente sea creativa y pruebe cosas a su manera. Solamente en ciertos casos catastróficos puedo llegar a decir: “Mira, a lo mejor tengas una forma nueva de ver las cosas pero… por mi experiencia, déjame contarte que las 35 veces que yo intenté esto, no funcionó”.

¿La gran diferencia entre la actuación en cine y una serie de TV?

El formato de serie es una buena forma de contar una historia con más profundidad en los personajes, hay más espacio en los detalles y el modo de comprender ese mundo. Es un lujo los dolores que se pueden soportar para revelar ciertos temas. Resulta interesante porque no es como una larga producción de cine como yo pensaba en un principio. La estructura de la televisión, la buena televisión, es muy específica y muy diferente, se convierte en una herramienta para contar varias historias que evoluciona en un tono muy artístico.

¿Y pudiendo elegir a esta altura de tu vida, en qué te fijas a la hora de aceptar un nuevo trabajo?

No sé si realmente pueda elegir lo que quiero, pero tengo que reconocer que ya no es más mi momento. Es el momento de otras personas y sólo trato de apoyarlos, trayendo a la mesa todo el conocimiento que aprendí a lo largo de los años, para aplicarlo y ayudar a otro equipo de trabajo. Es mucho más divertido ser parte de un equipo que salir a jugar sola.

¿Realmente crees que no es tu momento, después de haber sido nominada en los premios del Critics Choice y el Globo de Oro por la producción Nyad de Netflix?

Buenos, sí, pero es algo diferente. A lo mejor soy yo, por la forma en que cambió mi estilo de ver la actuación. La veo de una forma distinta porque quiero resultados diferentes. Ya logré muchas de las metas que tenía y siento que hoy puedo dejarlas a un lado para hacer sólo lo que realmente me guste. Y a veces, tampoco tiene que ser algo gigante.

Pocos saben que el dibujo de la niña en el bronceador Coppertone es Jodie Foster a los 3 años. ¿Tu nueva forma de pensar tiene qué ver con haber cumplido más de medio siglo como actriz?

Siento que viví una larga y fantástica aventura. Trabajé en el cine durante 58 años. Hay cosas que hice y no quiero repetir. Hay historias que ya conté. Pero realmente me sorprende que a los 60 años, hoy soy más feliz que nunca.