López Obrador no romperá relaciones con Canadá por visa; hace reproche «fraterno» a Trudeau

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó romper relaciones con Canadá por la reactivación de la visa a mexicanos que quieran entrar a su territorio a partir de hoy jueves 29 de febrero, pero calificó la decisión como unilateral, por lo que hizo un “pequeño reproche fraterno” al primer ministro Justin Trudeau, al considerar que había otras opciones para no llegar a esta medida.

En su mañanera desde Cancún, Quintana Roo, López Obrador dijo que México es respetuoso de las decisiones de otros gobiernos al ser libres, soberanos e independientes, por lo que sólo recordó «de manera fraterna y respetuosa» que México ayudó a su país para que continuara dentro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

 

«Si acaso un pequeño reproche fraterno, respetuoso, al primer ministro porque nosotros les ayudamos y él lo sabe para que se aceptara que Canadá participara en el Tratado de Libre Comercio porque el presidente Trump no quería por diferencias que son naturales en la política, por discrepancias con el primer ministro Trudeau; no se llevaban bien y entonces no quería que se incluyera a Canadá, quería un tratado bilateral, México-Estados Unidos y yo insistí con el presidente Trump y lo convencí de que había iniciado el tratado con tres países y que no podíamos hacerlo los dos; aún cuando México pudo haber obtenido más beneficios porque me hablaba el presidente Trump, en ese entonces de algo más importante en la relación económica y le dije ‘no, vamos a que también participe Canadá’ y aceptó el presidente Trump porque es un dirigente fuerte, pero tiene visión y sabe lo que conviene o no conviene y fue respetuoso. Entonces, eso lo sabe muy bien el primer ministro Trudeau y como dicen aquí en mi tierra, decía un periodista, Ttrino Malpica; ahí queda eso», comentó al fijar su postura sobre esta medida.
Explicó que por lo que hace a la medida de las visas, ésta afectaría a un 40 por ciento aproximadamente de mexicanos que desean ir a ese país, por lo que consideró que no hay de qué preocuparse porque se buscarán alternativas y se seguirá colaborando con los Estados Unidos principalmente en el combate al tráfico de drogas.

 

 

Pese a esta decisión, López Obrador dejó claro que Justin Trudeau tiene todo su respeto, así como el pueblo de Canadá, aunque señaló que es extraño que esta decisión se tomara ante el panorama actual que vive México a un día del arranque de las campañas electorales.

«De todas maneras, hagan lo que hagan nuestro respeto al señor Trudeau y más al pueblo de Canadá, amor y paz» remató el mandatario.
«Hay veces que no se sabe que la política, entre otras definiciones, la política, así como es historia, la política también es tiempo, manejo de tiempos. Cómo empezando un proceso electoral en México se toma esta decisión unilateral ¿o es casual? Entonces no hay ninguna respuesta de parte nuestra de afectar las relaciones, nada más que como está la temporada política», agregó
López Obrador reiteró que no hay ningún problema con Canadá ni con el primer ministro Justin Trudeau por la reactivación de visas para mexicanos que quieran ingresar a dicho país.

«Para que quede claro no hay problema con el pueblo, ni con el gobierno de Canadá, ningún problema», puntualizó.