Senado de EU aprueba ayuda para Ucrania… pero la Cámara Baja votará en contra

El Senado de Estados Unidos aprobó el martes 60 mil millones de dólares en financiación para Ucrania, pero el proyecto de ley corre el riesgo de no ser aprobado por la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, según adelantó su speaker, Mike Johnson.

 

El paquete de 95 mil millones de dólares incluye financiación para el ejército de Israel y su aliado estratégico, Taiwán, pero la mayor parte —60 mil millones de dólares— ayudaría a Ucrania a reabastecer los agotados suministros de municiones, armas y otras necesidades cruciales al entrar en un tercer año de guerra.

El proyecto de ley, que el Senado votó la madrugada del martes y que fue aprobado con apoyo bipartidista, no incluye cambios en la política migratoria estadunidense. Un texto anterior del Senado que abarcaba tanto la frontera como la ayuda exterior fuera bloqueado por miembros del propio partido de Johnson, después de que él también prometiera anularlo en la Cámara de Representantes por preocupaciones de que no abordaba suficientemente los cruces fronterizos ilegales.
«Los republicanos de la Cámara de Representantes fueron muy claros desde el comienzo de las discusiones en que cualquier denominada legislación suplementaria de seguridad nacional debe reconocer que la seguridad nacional comienza en nuestra propia frontera», dijo Johnson en un comunicado.
Johnson había declarado anteriormente que el primer proyecto de ley del Senado, que incluía algunas de las restricciones a la migración más duras en décadas, pero que según él, no iba lo suficientemente lejos, estaría «muerto al llegar» a su cámara.

Su retórica coincidió con la del expresidente Donald Trump, quien ha pedido enérgicamente que se rechace el proyecto de ley mientras se postula nuevamente para el cargo y busca explotar la supuesta debilidad de Joe Biden en materia de inmigración.  El proyecto de ley aprobado en el Senado el martes excluyó las reformas migratorias y fue aprobado por 70 votos a favor y 29 en contra, con el respaldo de varios republicanos.