Volcán hace erupción en Islandia al noreste de Grindavík

Una erupción volcánica comenzó el lunes por la noche en la península islandesa de Reykjanes, la cual tiñó el cielo de naranja e hizo que la agencia de defensa civil se pusiera en alerta máxima.

La erupción parece haberse producido a unos 4 kilómetros (2,4 millas) de la comunidad de Grindavík, dijo la Oficina Meteorológica de Islandia. Imágenes borrosas de una cámara web mostraron el momento de la erupción con un destello que iluminó el cielo a las 10:17 de la noche, hora local. A medida que progresaba la erupción, se podía ver magma brotando por la cresta de una colina.

«El flujo de magma parece de al menos 100 metros cúbicos por segundo, tal vez más. Así que esta podría considerarse una gran erupción, por lo menos en esta zona», dijo Vidir Reynisson, director de la Agencia de Protección Civil y Manejo de Emergencias de Islandia en declaraciones a la cadena pública islandesa RUV.

El tamaño de la erupción y la velocidad del flujo de lava es «muchas veces mayor que en erupciones anteriores en la península de Reykjanes en los últimos años», según el comunicado.

Islandia se ubica en una zona de gran actividad volcánica en el Atlántico norte y promedia una erupción cada cuatro o cinco años. La de mayores afectaciones en épocas recientes fue la erupción del volcán Eyjafjallajokull en 2010, que arrojó enormes nubes de ceniza hacia la atmósfera y obligó a cancelar vuelos en toda Europa durante días debido a los temores de que la ceniza pudiera dañar las turbinas de las aeronaves.

Los científicos señalan que es posible que una nueva erupción produzca lava, pero no una nube de cenizas.